Estamos en: Ciudad de la Costa, Las Piedras, Canelones, Aiguá, Maldonado, Montevideo, Paysandú, ... y seguimos creciendo...

La importancia del Software Libre

Introducción

Software “Es el conjunto de los programas de cómputo, procedimientos, reglas, documentación y datos asociados que forman parte de las operaciones de un sistema de computación.” (Wikipedia)

O sea, software son los programas de computación, esos que instalamos, corremos o ejecutamos en nuestras computadoras.

Todo software, básicamente, es hecho o desarrollado por los programadores o desarrolladores. Para este proceso son utilizados diferentes “lenguajes de programación”.

Por ejemplo, Basic es un lenguaje de programación, así como Java, o el lenguaje C, o Python. Una lista de lenguajes de programación la puedes encontrar en el siguiente link http://es.wikipedia.org/wiki/Lista_de_lenguajes_de_programaci%C3%B3n

El contenido de un programa, lo que los desarrolladores o programadores logran utilizando los lenguajes, se les denomina “código fuente”.

El código fuente “es un conjunto de líneas de texto que son las instrucciones que debe seguir la computadora para ejecutar dicho programa. Por tanto, en el código fuente de un programa está descrito por completo su funcionamiento.”

Entonces, el programador que quiere hacer un programa escribe su código fuente en un lenguaje de programación.

En síntesis y de una manera que lo puedan entender personas que no manejan conceptos técnicos: para que pueda “correr” o ejecutarse en un sistema operativo (Windows, Linux, Mac, Android, etc. más información sobre sistemas operativos puedes encontrarla en http://es.wikipedia.org/wiki/Sistema_operativo) el código fuente se debe “compilar” (en este proceso se “traduce” el código fuente en “lenguaje de máquina”, que es “código directamente interpretable por un circuito microprogramable, como el microprocesador de una computadora”) .

Algunos programas de computación vienen acompañados de su código fuente, al que se puede acceder y otros programas no, estos últimos sólo se pueden instalar y ejecutar, o sea, sólo los podemos usar. Los programas a los que tenemos acceso a su código fuente los podemos estudiar, ver cómo fueron desarrollados, aprender de ellos y eventualmente modificarlos, para adaptarlos a nuestras necesidades, hasta incorporarles otras funcionalidades, siempre y cuando el programador nos permita hacerlo (derecho de autor: “reconoce que la obra es expresión de la persona del autor y así se le protege”) y copyright: “derechos que determinan las modalidades de utilización de una obra”) o si lo permite la “licencia de software” (“contrato entre el licenciante (autor/titular de los derechos de explotación/distribuidor) y el licenciatario del programa informático (usuario consumidor /usuario profesional o empresa), para utilizar el software cumpliendo una serie de términos y condiciones establecidas dentro de sus cláusulas”).

El Software Libre.

El software libre es una cuestión de libertad de los usuarios para ejecutar, copiar, distribuir, estudiar, cambiar y modificar el software. Más concretamente, se refiere a los cuatro tipos de libertades para los usuarios de software:

  • La libertad de usar el programa, con cualquier propósito (libertad 0).
  • La libertad de estudiar el funcionamiento del programa, y adaptarlo a sus necesidades (libertad 1). El acceso al código fuente es un prerrequisito para esto.
  • La libertad de distribuir copias para ayudar a los demás (libertad 2).
  • La libertad de mejorar el programa y de publicar las mejoras, de modo que toda la comunidad se beneficie (libertad 3). El acceso al código fuente es un prerrequisito para esto

Una definición más acabada de “software libre” la puedes encontrar en http://www.gnu.org/philosophy/free-sw.html (en español).

Se puede leer más acerca del “movimiento del Software Libre” en http://www.fsf.org/ (en inglés), http://www.gnu.org/philosophy/philosophy.html (en español).

 

Entonces un programa de computación se puede caracterizar como software libre cuando garantiza las cuatro libertades al mismo tiempo.

Los programas que no cumplen con alguna de las libertades no pueden considerarse libre. A estos programas se les llama “software privativo”.

El software privativo es aquel que no puede ser modificado ni redistribuido. A través de las licencias se reservan los derechos de uso, copia, modificación y distribución para el fabricante. Con el pago de una licencia se nos concede el uso de una copia ejecutable del programa y pasamos a ser titulares de esa licencia. Como usuarios no somos dueños del software que instalamos en nuestra computadora, el propietario sigue siendo el fabricante y no nos permite realizar ninguna modificación en él, ni tampoco estudiar su código fuente por ninguna vía para determinar cómo funciona. Algunas licencias impiden al comprador la transferencia de la titularidad a un tercero.

Es software privativo, entre otros, por ejemplo: todos los programas de la empresa Microsoft (Windows, Office, etc), los antivirus como AVG o Norton, Adobe reader o Adobe Photoshop, Nero y muchos otros.

La siguiente figura nos muestra en forma esquemática las diferentes categorías de software. Más información al respecto podemos encontrar en http://www.gnu.org/philosophy/categories.html#ProprietarySoftware (en español)

 

A no confundir.

Hay programas que los podemos instalar sin el pago de una licencia. Esos programas no son libres, son gratuitos.

Es muy común confundir los términos “libre” y “gratuito”.

El software libre es una cuestión de libertad, no de precio. Pero las empresas de software privativo usan habitualmente el término «free software» para referirse al precio (ya que free en inglés es también gratuito). Algunas veces lo que quieren decir es que se puede obtener una copia de los binarios (del programa ejecutable) sin costo alguno, otras veces se refieren a que la copia está incluida en el ordenador que se va a comprar, y que se paga un solo precio por ambas cosas.

Para evitar confusiones, cuando una compañía de software dice que su producto es software libre («free software»), se aconseja verificar siempre los términos de distribución para constatar que realmente se esté otorgando a los usuarios todas las libertades que el software libre implica. A veces el software realmente es libre, a veces no lo es.

Por ejemplo, al antivirus AVG es gratuito bajo determinadas condiciones (para un usuario doméstico, por ejemplo) eso no significa que sea software libre. El Adobe Reader (para leer archivos .pdf) es gratuito pero no libre. Ejemplos de esos hay muchos.

Ten cuidado al pensar que cualquier programa que puedas instalar es gratuito, porque puedes instalar una copia de un programa que bajas de Internet y sin embargo se requiera del pago de una licencia. Que lo puedas descargar y ejecutar libremente no significa que sea legal hacerlo. Cualquier instalación de un programa como Windows XP o Windows 7, por ejemplo, que bajes de internet e instales en tu computadora es ilegal y estás cometiendo un delito si no pagas por él. Muchas veces estos sistemas vienen incluidos cuando compras una máquina nueva, pero lo que tú no sabes, muchas veces, es que en el precio que te cobran por la computadora viene incluido el o las licencias de los programas que están instalados en él, así que tu máquina puede ser más barata si no incluyera estos programas.

 

Pero una cosa que debe quedar más clara aún y que es más importante que el costo o el precio que pagues o no, es la libertad que tienes de poder usar dónde y cuándo quieras, copiar, compartir, distribuir y modificar los programas. Tener el control sobre lo que usas en tu computadora, sin depender del fabricante de software para modificar el programa y solucionar los errores que puedan tener, o para incorporarle más funciones y así no tener que esperar a que salga un “parche” o una nueva versión del programa.

 

Otra aclaración importante: «Software libre» no significa que «no es comercial». Un programa libre debe estar disponible para el uso comercial, la programación comercial y la distribución comercial. La programación comercial de software libre ya no es inusual; tal software libre comercial es muy importante. Puede haber pagado dinero para obtener copias de software libre, o puede haber obtenido copias sin costo. Pero sin tener en cuenta cómo obtuvo sus copias, siempre tiene la libertad de copiar y modificar el software, incluso de vender copias.

Muchas empresas de software trabajan en base a software libre y cobran dando mantenimiento, o realizan las modificaciones que el usuario final desee y así lo adaptan a sus necesidades, a la medida de sus requerimientos, que es posible no tenga en una primera instancia, por ejemplo.

 

En un próximo artículo analizaré “La importancia del Software Libre en el Estado”

Bibliografía consultada:

www.gnu.org/philosophy/fsfs/free_software.es.pdf

http://www.gnu.org/

A %d blogueros les gusta esto: